Estrellas Michelin en Cantabria en 2021

En Cantabria contamos con una gran gastronomía y nuestros restaurantes lo acreditan diariamente con su gran trabajo. Por ello, la Guía Michelin ha dado 7 estrellas Michelin repartidas en 5 restaurantes cántabros. El Cenador de Amós situado en Villaverde de Pontones encabeza esta lista con tres estrellas Michelín, seguida por La Bicicleta (Hoznayo), El Serbal (Santander), El nuevo Molino (Arce) y Solana (Ampuero). Además La Bicicleta cuenta con una estrella verde por su gastronomía y sostenibilidad. Muchas gracias a todos los restaurantes por facilitarnos sus maravillosas imágenes, esperamos visitaros a todos muy pronto y así disfrutar de la gran gastronomía.

Desvele los secretos ocultos en la Casa-Palacio Mazarrasa (1756), un templo culinario que… ¡emociona y deja huella!

La experiencia, con acogida y aperitivos en la terraza, culmina felizmente en unos elegantes comedores de línea rústica-actual. El chef Jesús Sánchez, siempre con su icónica gorra y el inestimable apoyo de Marián Martínez (su mujer y jefa de sala), se muestra fiel a los productos autóctonos (ganado vacuno de raza Tudanca, anchoas del Cantábrico, los maravillosos panes elaborados por ellos mismos y fermentados con masa madre…) para buscar, a través de sus menús (Evoca y Percibe), un sincero homenaje al entorno, a la identidad y a esa vehemente labor de investigación que se esconde tras cada bocado, aglutinándolo todo bajo un definitorio “hashtag”: #EsencialidadCompleja.

Web: www.cenadordeamos.com

El nombre de este restaurante, ubicado en una casona del s. XVIII, está cargado de intención, pues refleja la relación profesional que el chef Eduardo Quintana mantuvo con el ciclismo; no en vano, la frase de Albert Einstein que luce a la entrada (La vida es como andar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que estar en movimiento) marca su conducta ante la vida.

En su simpático interior de ambiente rústico-retro, con la cocina abierta para que tome allí mismo los aperitivos del menú degustación, podrá degustar unos platos modernos y actuales que reinterpretan la tradición cántabra y vasca, aportando importantes dosis de creatividad, un honesto trabajo con productos escogidos, en lo posible ecológicos y muchos de la propia huerta familiar, así como un personalísimo toque viajero.

Web: www.labicicletahoznayo.com

Es la referencia gastronómica de Santander y cautiva por su nombre, pues hace referencia a un árbol, similar al acebo, bastante común en Cantabria.

La línea culinaria de la casa, llevada entre el chef Quique Muñoz y Rafael Prieto, el jefe de sala y sumiller, busca en la honestidad su razón de ser para, según sus propias palabras, “que el cliente se sienta feliz y quiera volver”. Su oferta de pescados siempre queda abierta, pues depende del producto que encuentren en la lonja, donde compran a diario, y de un constante juego con las guarniciones. En lo que concierne a las carnes destaca su defensa del producto autóctono, como las reses de raza Tudanca, unas vacas pequeñas pero de intenso sabor que se crían semisalvajes en los montes cántabros. ¡Sorprendente variedad de cavas y champagnes!

Web: www.elserbal.com

Si busca un sitio con encanto… ¡vaya reservando mesa! Este precioso restaurante, a orillas del Pas, sorprende tanto por el emplazamiento en un molino de agua (s. XVIII) como por su encantador jardín, con una antigua capilla desacralizada y hasta un gran hórreo (Querida Margarita) que hoy funciona de manera más desenfadada, pues en él solo ofrecen un menú del día siguiendo el modelo de su homónimo en Santander.

En los bellos comedores, de ambiente rústico, el chef José Antonio González propone una cocina de línea moderna que evoluciona el recetario tradicional, actualizando los platos de la zona y rescatando los auténticos sabores de la región, que solo toman cuerpo al mimar la intensidad de los caldos. La carta, actual de base regional, se completa con dos sugerentes menús degustación.

Web: www.elnuevomolino.es

Sorprende por su ubicación a pocos metros del Santuario de La Bien Aparecida, la venerada patrona de Cantabria. Si buscáramos una postal de la montaña cántabra no encontraríamos una mejor, pues desde su comedor nos vemos transportados a un mundo de verdes prados donde es posible ver, mientras comemos, hasta vacas pastando.

El chef Ignacio Solana, junto a su hermana Inma (sumiller y jefa de sala), defiende una cocina contemporánea de fuertes raíces tradicionales, fiel al mar y montaña pero con guiños a la tradición y en un constante idilio con las verduras de temporada, llegadas de las hurtas del Bajo Asón. El chef comparte la carta con su madre, Begoña, que firma las elaboraciones más tradicionales (Bocartes, Buñuelos de bacalao, guisos…), así que muchos clientes piden platos de ambos.

Web: www.restaurantesolana.com

Todas la opiniones son de la Guía Michelin. Podéis consultarlas en la siguiente dirección web: guide.michelin.com

X